¿Es posible quitar la custodia por consumo de drogas?

¿Es posible quitar la custodia por consumo de drogas?

Una vez atribuida la guarda y custodia a uno de los progenitores, puede haber un cambio en el régimen establecido, si existen causas para ello. En concreto, en este artículo vamos a explicar si se puede arrebatar la custodia al padre o la madre en caso de consumo de drogas.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Se puede quitar la custodia de un hijo por consumo de drogas?

La respuesta a esta pregunta sería sí, pero no en todos los casos. Un progenitor se puede ver privado de la custodia de su hijo por el hecho de consumir drogas o alcohol, pero siempre y cuando este hecho repercuta de forma negativa en sus deberes respecto al menor.

A la hora de valorar si una madre o un padre pueden tener la custodia de su hijo, la máxima a tener en cuenta es el interés superior del menor. Por lo tanto, lo que se requiere es que el progenitor se encuentre en condiciones de cuidar del menor, asistirle en todo lo necesario y procurar su bienestar general.

Así pues, si el consumo de sustancias limita al progenitor en sus obligaciones, esto sí podrá ser motivo para que el otro progenitor pueda arrebatarle la custodia. Pero si se trata de una persona que realmente está capacitada para la convivencia diaria con el niño, el consumo de drogas o de alcohol no será causa suficiente para quitarle la custodia, porque estos son asuntos en los que no cabe hacer juicios de valor, sino solo tener en cuenta lo que más conviene al menor.

Por otro lado, cuando el problema afecta no solo a uno de los progenitores, sino a ambos, les pueden quitar la custodia a los dos los servicios sociales.

¿Y la patria potestad?

Debemos recordar que la guarda y custodia y la patria potestad son conceptos distintos. Mientras que la guarda y custodia se refiere a la convivencia con el menor y a los cuidados diarios que este necesita, la patria potestad hace referencia al conjunto de deberes y obligaciones que tienen los padres con respecto a sus hijos menores, convivan o no con ellos.

Para verlo más claro, un deber propio de la guarda y custodia sería llevar a los niños al colegio cuando son pequeños, mientras que sería una obligación de la patria potestad decidir si someterlos a un tratamiento médico.

Entonces, con la patria potestad pasa exactamente igual que con la guarda y custodia: el consumo de drogas o alcohol puede llevar a su privación si supone un impedimento real en su ejercicio.

Una persona con un problema importante de adicción puede no estar en condiciones de tomar las decisiones que quedan en el ámbito de la patria potestad, y tampoco de tener con su hijo un régimen de estancia, visitas y comunicaciones. Por todo ello, en efecto, puede llegar a perder su patria potestad.

¿Se puede pedir una prueba de drogas o alcohol para quitar la custodia o la patria potestad?

Sí, se puede solicitar una prueba al juez competente para demostrar que el otro progenitor consume drogas o alcohol.

Ahora bien, para que se admita habrá que aportar algún indicio de que dicho consumo está perjudicando de alguna manera al cuidado del menor. Por ejemplo, se pueden aportar vídeos o testigos que dejen constancia de comportamientos en los que incurre el progenitor suponen un riesgo para el niño.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Familia
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en Madrid

    C/ de Velázquez, 53, 2ª Planta 28001 Madrid, Comunidad de Madrid 91 186 34 43 www.crespolaw.es/madrid

    Oficina en Barcelona

    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña 93 380 15 36 www.crespolaw.es/barcelona