Blog

Reducción de la pensión de alimentos por pérdida de ingresos

La pensión de alimentos es una prestación que, por lo general, debe pagar el progenitor que no tiene la custodia de los hijos para contribuir a la manutención de los mismos. La Constitución Española (CE) asegura la protección social, económica y jurídica de la familia, la protección integral de los hijos y su asistencia por parte de los padres. Sin embargo, la cuantía de la pensión se establece en función de, además de los gastos de los hijos, de la capacidad económica del progenitor.

Por ello, en este artículos vamos a analizar la posibilidad de reducir la pensión de alimentos por pérdida de ingresos.

Leer artículo

Reducción de la pensión de alimentos por nacimiento de nuevos hijos

La pensión de alimentos de los hijos se establece en función de los ingresos de los progenitores y de los gastos que aquellos tengan. La llegada de un nuevo descendiente puede implicar cambios en la economía del progenitor, que ahora tiene que hacer frente a un mayor número de gastos.

En base a esta variación en las circunstancias, que suponen una reducción de la capacidad económica, es posible reducir la pensión de alimentos por el nacimiento de nuevos hijos, sin que ello suponga desatender a los hijos del matrimonio anterior.

Leer artículo

Compensación por pérdida de uso de la vivienda familiar

En una separación o un divorcio, la atribución del uso de la vivienda familiar es una cuestión tan sensible como primordial. En las leyes españolas, su regulación puede encontrarse en el artículo 96 del Código Civil. La utilización de la vivienda familiar por uno de los cónyuges puede generar el derecho a una compensación económica para el otro.

Descubre cómo reclamar esta compensación por pérdida del uso de la vivienda familiar en este post.

Leer artículo

Divorcio express: qué es y cómo funciona

El divorcio express o exprés se introdujo en 2015 con la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria. Se trata del procedimiento legal por el que dos personas pueden divorciarse sin necesidad de acudir ante el juez.

La posibilidad de que no exista intermediación judicial permite que el divorcio, además de ser más rápido, sea más económico. Se puede llevar a cabo ante notario o, en el juzgado, ante el Letrado de la Administración de Justicia.

Leer artículo