El embargo por impago de pensión alimenticia

El embargo por impago de pensión alimenticia

Dejar de pagar la pensión alimenticia a favor de los hijos puede tener consecuencias incluso penales si el progenitor custodio decide reclamar ante los tribunales.

Una de las consecuencias más probables es que se proceda al embargo de los bienes del progenitor incumplidor en un proceso de ejecución forzosa.

En este artículo vamos a ver las opciones de que disponen ambos progenitores en caso de impago de la pensión de alimentos. 

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Se pueden embargar los bienes para cobrar la pensión alimenticia?

Sí, en caso de impago de la pensión de alimentos, el progenitor custodio podrá reclamar por vía judicial el cumplimiento de la obligación, y si el otro progenitor no paga voluntariamente, se podrá solicitar la ejecución forzosa de lo dispuesto en el convenio regulador aprobado judicialmente o en la sentencia que ponga fin al procedimiento de familia.

Además, el impago de la pensión también puede constituir un delito de abandono de familia regulado en el artículo 227 del Código Penal, castigado incluso con pena de prisión de hasta 1 año.

No obstante, si el impago se debe a la dificultad o imposibilidad de hacer frente a la obligación, se pueden intentar otras vías de solucionar el conflicto antes de llegar al embargo de los bienes, como solicitar la modificación del importe para ajustarlo a las nuevas circunstancias.

¿Qué se puede hacer si no es posible pagar la pensión de alimentos?

El importe de la pensión de alimentos se determina teniendo en cuenta tanto las necesidades de los hijos como las posibilidades económicas del progenitor que debe pagar (artículo 146 del Código Civil).

Por eso, si cambian las circunstancias que se tuvieron en cuenta para fijar la pensión, se puede instar la modificación de su importe, lo que se podrá hacer mediante un procedimiento judicial de modificación de medidas definitivas, cuya posibilidad está prevista en el artículo 90.3 del Código Civil y que se desarrolla ante el mismo juez que dictó las medidas en primer lugar (artículo 775.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

El procedimiento seguirá los trámites del juicio verbal con las particularidades que establece el artículo 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

No obstante, si los progenitores consiguen llegar a un acuerdo sobre la modificación del importe de la pensión alimenticia, podrán tramitar un procedimiento de mutuo acuerdo presentando una propuesta de convenio regulador para que el juez la apruebe (artículo 777).

En último término, conviene evitar a toda costa el impago de la pensión, y agotar primero las vías posibles de modificación de su importe, ya que el incumplimiento de la obligación de pagar la pensión de alimentos tiene consecuencias muy graves, como hemos visto.

¿En qué consiste el embargo por impago de la pensión de alimentos?

En caso de que no se inste la modificación de la pensión y, en cambio, se deje de pagar o se produzcan retrasos en el pago, el progenitor custodio podrá reclamar el pago judicialmente, tanto por vía civil como por vía penal. 

Para acudir a la vía penal por un delito de abandono de familia, es necesario que se haya producido un impago durante 2 meses consecutivos o 4 meses no consecutivos, y en la práctica se suele agotar primero la vía civil. La pena a imponer podrá consistir en prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 24 meses, además de tener que pagar las cantidades adeudadas.

Tanto si se acude a la vía civil como a la vía penal, el fin último es lograr cobrar la pensión de alimentos, y si el progenitor obligado no lo hace voluntariamente, se procederá al embargo de sus bienes para cubrir la cantidad debida más los intereses.

Si el incumplidor no señala bienes suficientes para ello, se dará orden de investigar su patrimonio, y se embargarán los bienes en la cuantía suficiente para cubrir la deuda. 

El embargo de los bienes por impago de la pensión no sigue las reglas generales que rigen en caso de embargo, de modo que en este caso no existe la inembargabilidad del salario, sino que el juez o tribunal podrá embargar incluso el salario en su totalidad, si lo cree necesario (artículo 608 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

El cumplimiento de la obligación de atender los gastos por alimentos de los hijos está especialmente garantizado por nuestro ordenamiento, por lo que tampoco existe en este caso la posibilidad de cancelación de deudas que otorga la Ley Concursal en virtud de la llamada Ley de segunda oportunidad (artículo 489.1.3º de la Ley Concursal).

No obstante, la deuda por pensión alimenticia no goza de ninguna prioridad con respecto a otras que pueda tener el deudor, así que el orden en el pago de las deudas vendrá determinado por el orden de requerimiento.

¿Existe alguna forma de cobrar la pensión mientras se embargan los bienes?

Puede ocurrir que el progenitor custodio no tenga medios suficientes para hacer frente a los gastos por alimentos de los hijos, y no pueda esperar a que se solucione el procedimiento de ejecución contra los bienes del otro progenitor.

En ese caso, puede acudir al Fondo de Garantía del Pago de Alimentos, regulado por el Real Decreto 1618/2007, de 7 de diciembre, sobre organización y funcionamiento del Fondo de Garantía del Pago de Alimentos, y cuya función es garantizar el pago de los alimentos a que tienen derecho los menores de edad y los mayores que precisan de especiales medidas de apoyo debido a su discapacidad.

La ayuda del Fondo consiste en el pago de anticipos en concepto de pensión de alimentos por un tiempo máximo de 18 mensualidades (o por el tiempo que tarde en pagar el demandado, si ocurre antes), y pueden acceder a ella los progenitores cuyos ingresos no lleguen al límite mínimo que establece la norma, y que tengan hijos a su cargo que cumplan las condiciones mencionadas.

También podrá solicitar la ayuda cualquier persona física que esté a cargo legalmente de la custodia de los niños.

Se podrán reclamar las cantidades en concepto de pensión de alimentos siempre que esta haya sido aprobada judicialmente como resultado de un proceso de familia.

El progenitor custodio podrá acudir a esta ayuda mientras se resuelve el procedimiento de embargo por impago de la pensión.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Familia
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en Madrid

    C/ de Velázquez, 53, 2ª Planta 28001 Madrid, Comunidad de Madrid 91 186 34 43 www.crespolaw.es/madrid

    Oficina en Barcelona

    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña 93 380 15 36 www.crespolaw.es/barcelona