¿Es posible otorgar la custodia compartida si el padre o la madre no tienen ingresos?

¿Es posible otorgar la custodia compartida si el padre o la madre no tienen ingresos?

A la hora de decidir el régimen de guardia y custodia más conveniente para los hijos, el nivel de ingresos de los progenitores no es un criterio determinante, ya que el bien del menor no depende únicamente de la capacidad económica de los padres.

Además, el ordenamiento jurídico articula mecanismos de compensación para asegurar que los menores están bien atendidos independientemente de con qué progenitor convivan.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Se puede obtener la custodia compartida aunque el padre o la madre no tengan ingresos?

Sí, sí se puede. Los jueces valoran distintos criterios para adoptar el régimen de custodia más conveniente para los hijos, y no se basan en los ingresos económicos de los padres. 

De hecho, la pensión de alimentos, que es la prestación que debe abonar el progenitor no custodio al que convive con los hijos para compensar el mayor gasto al que tiene que hacer frente en relación con ellos, no desaparece automáticamente en caso de custodia compartida. Aún se puede establecer una pensión de alimentos si existe un desequilibrio notable entre los niveles de ingresos de ambos progenitores. 

Además, en los últimos años se ha experimentado un cambio de criterio en los tribunales, de modo que se considera la custodia compartida como el régimen más adecuado para los hijos, siempre que no existan razones que la desaconsejen (artículo 92 apartados 5 y 8 del Código Civil). Y por ello, se prefiere buscar la forma de compensar económicamente al progenitor que no tiene ingresos antes que decantarse por una custodia exclusiva solo por ese motivo.

¿Entonces qué criterios se tienen en cuenta para adoptar la custodia compartida?

La decisión del juez a la hora de adoptar un régimen de custodia u otro cuando no hay acuerdo entre los progenitores dependerá del caso concreto, y no existe ninguna fórmula general que haga obligatorio un régimen concreto de custodia, pero sí se pueden enunciar algunos criterios que siempre se tienen en cuenta:

  • En primer lugar, que lo soliciten ambas partes de común acuerdo. En ese caso, a menos que se demuestre que es claramente perjudicial para los menores, el juez aprobará la custodia compartida (artículo 92.5 del Código Civil).
  • A falta de acuerdo, el juez valorará lo siguiente:
    • La dedicación al cuidado de la familia de cada uno de los cónyuges antes de la separación.
    • La participación en las rutinas de los hijos, llevándolos al colegio, asistiendo a reuniones de padres o con profesores, acompañándolos a actividades extraescolares, en visitas al médico, etc.
    • La posibilidad de conciliación con la vida laboral, es decir, la disponibilidad de tiempo para hacerse cargo de los hijos.
    • La relación entre los progenitores y la de estos con los hijos.
    • Los propios deseos de los hijos, su edad y el número de hijos.
    • La coincidencia de ambas partes en las pautas educativas, es decir, el hecho de tener criterios similares sobre cuestiones importantes.
    • La proximidad geográfica, ya que si los padres viven en localidades distintas, viviendo uno de ellos alejado de las actividades cotidianas de los hijos, no se adoptará la custodia compartida.
    • Los informes recabados de profesionales.
    • La posibilidad de contar con apoyo familiar, un entorno que pueda ayudar en la logística diaria en caso de necesidad.

Por último, hay que puntualizar que el hecho de haberse regido por un sistema de custodia exclusiva durante un tiempo prolongado tampoco es un obstáculo para solicitar un cambio de las medidas y adoptar un régimen de custodia compartida, si las circunstancias han cambiado o si se considera que es la opción más favorable para los menores (artículo 91 del Código Civil).

Concertar cita
Puedes llamarnos al 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Familia
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en Madrid

    C/ de Velázquez, 53, 2ª Planta 28001 Madrid, Comunidad de Madrid 91 186 34 43 www.crespolaw.es/madrid

    Oficina en Barcelona

    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña 93 380 15 36 www.crespolaw.es/barcelona