¿Dónde se empadrona a los hijos en caso de custodia compartida?

¿Dónde se empadrona a los hijos en caso de custodia compartida?

Como consecuencia de un proceso de separación matrimonial o de pareja de hecho, se han de tomar muchas decisiones de trascendencia acerca del cuidado de los hijos, como es la determinación del régimen de guarda y custodia que corresponda.

Frente a este tipo de decisiones, la de cuál habrá de ser el domicilio de empadronamiento de los menores puede parecer una cuestión menor, pero también resulta muy relevante, ya que el empadronamiento de los hijos tiene efectos sobre el ejercicio de los derechos civiles y también en relación con las obligaciones fiscales de los progenitores.

Entonces, ¿en qué domicilio corresponde empadronar a los hijos cuando hay custodia compartida?

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Qué domicilio a efectos de empadronamiento corresponde a los hijos en custodia compartida?

El artículo 15 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local establece la obligación de toda persona que viva en España de inscribirse en el Padrón Municipal.

En el caso de los menores, el domicilio en el que han de inscribirse será el mismo de los progenitores que tengan su guarda y custodia, conforme al artículo 54.2 del Real Decreto 1690/1986, de 11 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales (RPDTEL).

La cuestión se complica cuando existe un régimen de custodia compartida entre ambos progenitores, ya que la ley no permite que una persona esté empadronada en más de un domicilio, por lo que en estos casos se plantea la duda de cómo se interpreta el mencionado artículo 54.2 del RPDTEL.

Para aclarar la duda hay que recurrir a la Instrucción 1/2006, de 7 de marzo, sobre la guardia y custodia compartida y el empadronamiento de los hijos menores, que se resume en las siguientes conclusiones:

  • Los hijos menores tienen que ser empadronados en un solo domicilio, aunque estén en régimen de guarda y custodia compartida.
  • Preferentemente, serán empadronados en el domicilio del progenitor con el que pasen más tiempo en cómputo anual. Por ejemplo, si el régimen de custodia sigue el sistema 70-30, los hijos deberán ser empadronados con el progenitor al que corresponda su custodia el 70% del tiempo.
  • Para los casos en que los tiempos de guarda y custodia estén tan igualados que no sea posible determinar con cuál de los padres pasan los hijos la mayor parte del tiempo, los progenitores deberán elegir, de mutuo acuerdo, en qué domicilio hay que empadronarlos.
  • Dada la relevancia de esta cuestión, el Ministerio Fiscal deberá velar en los procesos de separación, divorcio o medidas paternofiliales por que los progenitores reflejen en el convenio regulador cuál debe ser el domicilio del menor a efectos de empadronamiento.

Por tanto, según esta instrucción, si en caso de guarda y custodia compartida no existe ninguna previsión en una resolución judicial sobre el domicilio de empadronamiento de los menores, tendrán que decidirlo los progenitores de mutuo acuerdo.

Para ayudar a llegar a un acuerdo, la propia instrucción de la Fiscalía también prevé como factor de decisión que el domicilio del menor siga siendo el mismo del domicilio familiar, en caso de que ese sea también el de uno de los progenitores tras la separación.

¿Se puede cambiar el domicilio de empadronamiento de los menores en custodia compartida?

Dicho lo anterior, hay que puntualizar que no existe ningún impedimento a la posibilidad de que los progenitores acuerden cambiar el domicilio de empadronamiento del menor para repartirlo de forma equitativa, como reflejo de los tiempos de guarda y custodia que corresponden a cada uno.

Lo que se viene haciendo en la práctica es cambiar el domicilio de empadronamiento por años alternos.

En cuanto a la forma de hacerlo, y a los documentos que hay que aportar en el Padrón para justificar el cambio de domicilio, la Resolución de 29 de abril de 2020, de la Subsecretaría, publica las instrucciones técnicas dictadas por la Presidencia del Instituto Nacional de Estadística a los ayuntamientos sobre la gestión del Padrón Municipal.

En estas instrucciones se distinguen varios casos relacionados con las distintas posibilidades de guarda y custodia que se hayan podido acordar.

Así, se detalla la forma de justificar el domicilio según los distintos supuestos que puedan darse en relación con los menores no emancipados:

  • En la instrucción 2.2.1.4 de dicha resolución, se contempla el caso de empadronamiento cuando existe una resolución judicial que establece la guarda y custodia compartida por ambos progenitores: si la resolución no se pronuncia sobre el lugar de empadronamiento, se exigirá prueba documental de que hay mutuo acuerdo, y si no se puede acreditar, se exigirá la presentación de una nueva resolución judicial que se pronuncie expresamente sobre ello.
  • Por su parte, la instrucción 2.2.1.3.1 contempla el caso de que no exista una resolución judicial que se pronuncie sobre la guarda y custodia por tratarse de una separación de hecho, una separación en tramitación, etc. En estos casos, el progenitor solicitante deberá aportar una declaración responsable en los términos que describe la instrucción.

¿Qué importancia tiene el domicilio de empadronamiento de los menores en custodia compartida?

En caso de que ambos progenitores vivan en el mismo municipio, los derechos del menor no se verán afectados por los cambios de domicilio de empadronamiento que puedan darse.

Sin embargo, para los progenitores sí tiene importancia el hecho de poder empadronar a los hijos con ellos o no, ya que es un dato que hay que indicar en la declaración del impuesto de la renta, a efectos de poder contar a los menores en la unidad familiar, con las desgravaciones fiscales a las que puede dar lugar.

Un buen criterio de decisión entre los progenitores es que los empadrone consigo el progenitor que pueda obtener un mayor beneficio fiscal por ello y compense económicamente al otro, a fin de repartir ese beneficio.

En caso de que ambos progenitores vivan en distintos municipios, si son lejanos es complicado que se acuerde un régimen de custodia compartida, pero, si no lo son, y se acuerda así, sí existen repercusiones en el ejercicio de los derechos del menor con respecto a los servicios municipales.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Familia
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en Madrid

    C/ de Velázquez, 53, 2ª Planta 28001 Madrid, Comunidad de Madrid 91 186 34 43 www.crespolaw.es/madrid

    Oficina en Barcelona

    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña 93 380 15 36 www.crespolaw.es/barcelona