¿Qué requisitos hay que cumplir para poder divorciarse en España?

Requisitos divorcio España

A la hora de afrontar un divorcio, los cónyuges deben llevar a cabo una serie de trámites que, independientemente de que se produzca de forma amistosa o contenciosa, despiertan numerosas dudas.

En las próximas líneas, explicamos con detalle los requisitos para que dos ciudadanos españoles puedan efectuar la disolución de su matrimonio celebrado en este país.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

Requisitos para divorciarse en España

Cuando dos cónyuges deciden afrontar un divorcio, el ordenamiento jurídico español tan solo exige, con carácter general, que hayan transcurrido 3 meses desde el inicio de la unión matrimonial. Ello salvo que se acredite que existe un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge que demanda el divorcio o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

No tendrá relevancia la forma en que el matrimonio fue celebrado. Solo se exige su validez. 

Además, desde la modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil efectuada mediante la Ley 15/2005, de 8 de julio, no es necesario que se alegue causa alguna para llevar a cabo un divorcio en España.

En cualquier caso, el procedimiento exigirá trámites diferentes en función de si se produce de mutuo acuerdo o por vía contenciosa.

Documentación necesaria para divorciarse en España

Con independencia de la modalidad de divorcio que se tramite, será imprescindible aportar la siguiente documentación:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos, en su caso.
  • Certificado de empadronamiento de ambos cónyuges.

Requisitos para divorciarse de mutuo acuerdo

Los divorcios de mutuo acuerdo se producen cuando ambos cónyuges están determinados a dar por finalizada su unión matrimonial. Se trata del proceso más sencillo para divorciarse en España, y requiere, como es obvio, que ninguno de los dos cónyuges se oponga a su tramitación.

El hecho de que las partes hayan acordado iniciar el procedimiento, y que no aparezcan conflictos a la hora de regular los aspectos más importantes de la ruptura, provoca que no sea estrictamente necesaria la intervención de un juez. 

Se requerirá sencillamente que los cónyuges plasmen por escrito, en un documento denominado propuesta de convenio regulador, las cláusulas que regirán los términos afectados por la disolución del matrimonio.

El convenio regulador debe respetar las previsiones establecidas por el artículo 90 del Código Civil, referidas a su contenido mínimo.

Para llevar a cabo los divorcios de este tipo, se podrá optar por diferentes procedimientos, siempre y cuando lo permitan las circunstancias del caso:

  1. Divorcio ante notario. Cuando no existan hijos menores no emancipados o mayores de edad que dependan de sus padres, se podrá tramitar el divorcio notarial. Si existen hijos mayores de edad o menores emancipados, las partes del convenio que les afecten deberán recibir su aprobación.
  2. Divorcio de mutuo acuerdo con hijos. Cuando la pareja que va a divorciarse tiene hijos en común menores de edad no emancipados o de ellos dependientes, el procedimiento requiere necesariamente de la intervención de un juez. Además, también será preciso que se recabe un informe del Ministerio Fiscal, para velar por la defensa del interés superior de los hijos.

Requisitos para un divorcio contencioso

En contraposición al ejemplo anterior, cuando no existe acuerdo entre los cónyuges para el divorcio o el establecimiento de los términos de la propuesta del convenio regulador, se habrá de dar inicio a un procedimiento contencioso.

Para la tramitación de este tipo de divorcios, se requerirá la interposición de una demanda de divorcio, por parte de uno de los cónyuges.

En estos supuestos, se hace necesaria la participación de abogado y procurador en representación de cada una de las partes, circunstancia que provoca que estos procedimientos sean más costosos no solo en términos de tiempo, sino también de dinero.

Asimismo, cuando existan hijos a cargo, también habrá de recabarse informe del Ministerio Fiscal, para asegurar la defensa de su mejor interés.

Junto con la documentación apuntada en un apartado previo, cuando alguno de los cónyuges solicite medidas de carácter patrimonial, será necesario adjuntar documentos dirigidos a que la autoridad judicial pueda evaluar la situación económica resultante del divorcio.

Por lo que se refiere al régimen económico del matrimonio, tanto si se debe liquidar la sociedad de gananciales como si existen propiedades en común o deudas contraídas por ambos cónyuges, se aportarán también los documentos pertinentes sobre las propiedades y deudas de las que sean titulares.

¿Y los ciudadanos extranjeros?

Debemos insistir en que la información aportada en los epígrafes previos está referida específicamente a los requisitos exigidos para el divorcio de dos cónyuges de nacionalidad española, casados en España.

No obstante, también es posible que un matrimonio formado por dos ciudadanos extranjeros, o celebrado entre un español y un extranjero tramite su divorcio en España.

En estos supuestos, los requisitos son un tanto más complejos, y difieren en función de cuál sea la nacionalidad de los cónyuges.

Para conocer más detalles acerca de estos casos, se pueden consultar nuestros contenidos referidos a los divorcios de extranjeros en España y los divorcios entre español y extranjero tramitados en este mismo país.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Familia
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en Madrid

    C/ de Velázquez, 53, 2ª Planta 28001 Madrid, Comunidad de Madrid 91 186 34 43 www.crespolaw.es/madrid

    Oficina en Barcelona

    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña 93 380 15 36 www.crespolaw.es/barcelona